CIENCIA EN LA EXPO’92

Ciencia en la Expo´92

Jesús Serrano del Fresno

La Exposición Universal de Sevilla de 1992, la Expo´92, cumplió el pasado 20 de abril un cuarto de siglo de su inauguración. Dicho evento tuvo como lema “La Era de los Descubrimientos“, puesto que se conmemoraban los cinco siglos del Descubrimiento de América por Cristobal Colón. Esta temática hizo que la ciencia tuviera un papel fundamental en el discurso general de la exposición y de cada unos de los pabellones que la componían. A continuación vamos a intentar recopilar una gran parte de todos los contenidos científicos que llenaron la sevillana Isla de la Cartuja durante los seis meses que duró la muestra.


ÍNDICE DE CONTENIDOS

  1. LA EXPO´92 EN CIFRAS
  2. ENERGÍA
  3. NATURALEZA
  4. EL ESPACIO Y SU CONQUISTA
  5. CIENCIA EN LA CALLE
  6. CIENCIA Y CINE
  7. PAÍSES
  8. EMPRESAS PRIVADAS
  9. CLIMATIZACIÓN
  10. VUESTRAS APORTACIONES

LA EXPO´92 EN CIFRAS

Plano Expo´92
Foto: Jota Perpac.

La Expo´92 abarcaba un recinto de 215 hectáreas de superficie en la Isla de la Cartuja. Fue inaugurada el 20 de abril y clausurada el 12 de octubre, teniendo una duración de 6 meses (176 días). En ella participaron 101 países, 20 organizaciones internacionales, 17 comunidades autónomas españolas y unas 20 empresas privadas. En cuanto a las visitas, la muestra recibió 18 millones de visitantes y 40 millones de visitas, recibiendo al día unas 290.000 personas.

ENERGÍA

Pabellón de la Energía Expo´92
Interior del Pabellón de la Energía. Foto: Asociación Legado Expo Sevilla.

El descubrimiento y desarrollo de fuentes energéticas es uno de los principales motores que impulsan el hallazgo de nuevos horizontes. Por ello la energía tuvo un papel protagonista en el guión de la Expo´92, tanto en los pabellones como en las mismas calles.

En el Pabellón de la Energía, situado en la Plaza del Futuro, se hacia especial hincapié en la relación palpable entre la energía y la calidad de vida. En este mismo espacio se intentaba explicar a los visitantes las principales innovaciones en la búsqueda de nuevos métodos de obtención de energía más allá de los combustibles fósiles.

Íntimamente ligadas a la energía están las telecomunicaciones, que también tuvieron pabellón propio. Cabe destacar que todo el recinto de la Exposición estuvo conectado por fibra óptica.

NATURALEZA

Una de las cosas que más llamó la atención de los descubridores que llegaron al Nuevo Mundo fue su extensa y exótica naturaleza. Extender su conocimiento y concienciar sobre su cuidado y su importancia fue uno de las principales razones de ser de la muestra universal. Hubo dos pabellones que centralizaron este tema, el de la Naturaleza y el del Medioambiente.

Dentro del Pabellón de la Naturaleza destacaba la famosa Burbuja Amazónica, una recreación de dicha selva con plantas y animales incluidos. Anexo al pabellón se encontraba el Jardín de las Américas, de 1.600 metros cuadrados y con una colección de 690 especies de plantas originarias de América.

Burbuja Amazónica Expo´92
Burbuja Amazónica. Foto: Verdeden.com

El Pabellón del Medioambiente se dividía en varias zonas. Una de ellas nos explicaba la historia de la vida en la Tierra; otra nos ponía al día de los principales problemas medioambientales y las medidas a tomar para solucionarlos, introduciéndonos en el concepto de desarrollo sostenible.

Otros pabellones nacionales quisieron traernos muestras de sus más destacados paisajes naturales, como los latinoamericanos o africanos, entre algunos más.

EL ESPACIO Y SU CONQUISTA

Quizás el Universo sea la última frontera del descubrimiento para el ser humano, por ello jugó un papel importante en la Expo. Desde las teorías de Ptolomeo expuestas en el Pabellón del Siglo XV, que además presentaba un reloj astronómico, hasta una mirada ambiciosa al futuro de la conquista espacial.

En las calles del recinto podemos contemplar aún una réplica a tamaño real del cohete de la Agencia Espacial europea Ariane 4, de más de sesenta metros de altura, encargado de lanzar al espacio el primer satélite español de comunicaciones, el Hispasat. De hecho, una maqueta a tamaño real de este satélite también fue colocada al aire libre. Junto a estos dos modelos se encontraba otra copia a escala 1:1 del transbordador espacial Hermes, apuesta europea por un vehículo espacial reutilizable, un proyecto que fue cancelado ese mismo año. Para terminar con las réplicas relacionadas con el espacio, también se colocó una del telescopio Hubble.

Ariane, Hermes e Hispasat Expo´92
Ariane, Hermes e Hispasat. Foto: Bruno Bachelet.

Pero no sólo de maquetas se componía la temática espacial en la Expo´92. Fue el Pabellón del Universo el encargado de centralizar todo lo relacionado con este aspecto. Dentro de este pabellón podíamos viajar a través de las estrellas en su planetario o comprobar la levedad del aerogel, el material más ligero del mundo en ese momento.

CIENCIA EN LA CALLE

Además de todos los modelos a escala real de los que hemos hablado en el apartado anterior, pudimos contemplar al aire libre otras construcciones relacionadas con la ciencia.

Una de ellas fue el sistema que ideó Juanelo Turriano en el siglo XVI para elevar y transportar agua desde el río Tajo hasta el Alcázar de Toledo, maquinaria que se activaba por un reloj mecánico.

Artilugio de Juanelo Turriano Expo´92
Artilugio de Juanelo Turriano. Foto: Expo92.es

Otra porción de ciencia que pudimos admirar fue la réplica de una sección de 20 metros del entonces mayor acelerador de partículas, el LEP (Large Electron Position Collider), del CERN, en Ginebra.

Por último, también fue colocado un modelo de la máquina de vapor de James Watt.

Máquina de vapor Expo´92
Máquina de vapor. Foto: Expo92.es

CIENCIA Y CINE

Fueron numerosas las proyecciones que pudieron verse en toda la Exposición, una importante cantidad de pabellones ofrecían proyecciones que impactaron a todos aquellos que soportaron las interminables colas que había que esperar para disfrutarlas. Gozaron de gran éxito aquellas películas que era proyectadas en tres dimensiones, algo completamente novedoso para muchos. También adquirió fama el cine del Pabellón de España, con asientos que se movían en función de las imágenes.

Otro de los grandes atractivos cinematográficos fue el Cine Espacial Alcatel, situado en el Pabellón de los Descubrimientos, con su pantalla semiesférica de 24 metros de diámetro que hacía que el público se sumergiera en la historia. En esta sala se podía ver la película ¡Eureka!: La Pasión por Conocer, de 15 minutos de duración y en la que se recreaban escenas, entre otras, de los estudios de Newton sobre la naturaleza de la luz y el descubrimiento del microscopio por parte de Leeuwenhoek.

PAÍSES

Aprovechando la razón de ser de la Expo´92, muchos países trajeron a Sevilla una muestra de sus mejores avances en ciencia y tecnología, así como una visión histórica de sus aportaciones en dichos campos.

En el Pabellón de Alemania, sobre un enorme libro abierto, se representaba el cuarto de estudios de Alexander von Humboldt, pesonaje que representaba el comienzo de los descubrimientos e inventos humanistas. Junto a él, aparecían sabios destacados de los últimos siglos.

Pabellón Alemania Expo´92
Pabellón de Alemania. Foto: Asociación Legado Expo Sevilla.

En el Pabellón de Rusia se trataba el XXXV aniversario de la era cósmica, el primer satélite artificial: el Sputnik, el primer viaje del hombre al Cosmos y la preparación del viaje a Marte. Además, otra parte del pabellón ofrecía al visitante los diferentes avances en el estudio del ser humano: investigaciones fisiológicas, médicas y los más importantes logros deportivos rusos.

La delegación sueca nos trajo a sus grandes inventores, Carl von Linné y Alfred Nobel, e ingenios como las cerillas de madera sueca, la hélice y las cremalleras.

Los chinos nos hablaron de la manufactura del papel, la impresión, la pólvora y el descubrimiento del compás.

El pabellón italiano nos daba un discurso sobre los estudios anatómicos, médicos, biológicos, astronómicos y de ingeniería.

Evidentemente, no están todas aportaciones científicas de cada una de las naciones participantes, pero sirvan estas como muestra del guión argumental preponderante de la Expo´92.

EMPRESAS PRIVADAS

Fueron varios los pabellones construidos por instituciones de carácter privado. En ellos se mostraban las principales innovaciones que nos ofrecían dichas compañías

La cervecera Cruzcampo nos permitía visitar una pequeña fábrica de cerveza que producía unos 5.000 litros diarios; Fujitsu proyectaba la película en 3D Universo 2, en ella se recreaba un viaje a través del mundo microscópico de las células animales y vegetales, mostrándonos procesos como la fotosíntesis y la glicólisis; otras empresas como Siemens y Rank Xerox nos trajeron sus últimos productos en los campos de la comunicación y los materiales de oficina.

CLIMATIZACIÓN

El hecho de que la exposición se celebrase en Sevilla en pleno verano supuso un gran quebradero de cabeza para sus organizadores. ¿Cómo paliar en la medida de lo posible los efectos del infernal calor sevillano? Para los espacios interiores la solución era sencilla, el aire acondicionado, pero…¿qué pasaba con el exterior?

Torres refrigeración Expo´92
Torres de refrigeración. Foto: El Confidencial.

Tras muchos estudios, se llegó a la conclusión de que había que suavizar las condiciones de habitabilidad en los espacios abiertos mediante tecnologías de bajo coste y que estuvieran en concordancia estética con el paisaje. Las medidas que se tomaron para ello fueron:

  • Las calles del recinto se cubrieron de vegetación continua y uniforme que proporcionase sombra. Láminas de agua, cascadas y micronizadores de agua también ayudaban a mitigar la sensación de calor.
  • Se construyeron 12 torres frías de 30 m con captadores de brisas en la parte superior, éstas proporcionaban más de 3,5 millones de frigorías por hora.
  • Se montaron coberturas de PVC blanco.
  • En El Palenque, espacio destinado a diversos espectáculos, había intercambiadores de calor que utilizaban el agua fría de los estanques.
  • La gran Esfera Bioclimática, de 22 metros de diámetro y con 1.340 micronizadores de agua, producía casi 6 millones de frigorías por hora.
Esfera Bioclimática Expo´92
Esfera Bioclimática. Foto: Expo92.es

VUESTRAS APORTACIONES

Dejo este artículo abierto a cualquiera que quiera contribuir aportando algún dato más sobre los aspectos científicos presentes en la Exposición Universal de Sevilla de 1992. ¡Muchas gracias por todo!

SI TE HA GUSTADO, PUEDES AYUDAR A DIFUNDIR ESTA ENTRADA A TRAVÉS DE:

Menéame Divúlgame Bloguers

BIBLIOGRAFÍA

Asociación Legado Expo Sevilla.

Ramón Velázquez, Servando Álvarez, José Guerra. Departamento de Ingeniería Energética y Mecánica de Fluidos. E.S.I.I. de Sevilla. Control climático de los espacios abiertos en Expo´92. Revista DYNA, marzo de 1992.

Expo92.es.

Guía Oficial de la Expo´92.


Nota del autor: esta entrada participa en la LXIV edición del Carnaval de Química, Edición Gadolinio, alojada en el blog Ciencia Química en el siglo XXI de Justo Giner.

Gadolinio


 

Anuncios

One thought on “CIENCIA EN LA EXPO’92

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s