LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (III)

Ciencia Jovencito Frankenstein 3

LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (III)


Entregas anteriores:

  1. LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (I)
  2. LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (II)

Eduard Cremades Martí

En las notas introductorias de la edición de 1831 de la novela Frankenstein, escrita por Mary Shelley, la autora se refiere a un pasaje de The Temple of Nature, escrito en 1802 por Erasmus Darwin, abuelo de Charles Darwin. Shelley escribe erróneamente: “… Dr. Darwin who preserved a piece of Vermicelli in a glass case, till by some extraordinary means it began to move with voluntary motion…” [“…El Dr. Darwin, que conservó un pedazo de Vermicelli en una vitrina hasta que por algún medio extraordinario empezó a moverse por voluntad propia…”]. Mary Shelley confundió el microorganismo Vorticella con la pasta Vermicelli, que en italiano significa literalmente “pequeños gusanos”, muy parecida a los spaguetti, aunque más fina.

Jovencito Frankenstein Vorticella
Vorticella. Wikipedia.

En El Jovencito Frankenstein se hace referencia a este error cuando el Doctor, al ser preguntado por un estudiante por este hecho contesta: “¿está hablando del gusano o del spaguetti?

Erasmus Darwin escribió sobre la capacidad del protozoo Vorticella para revivir en medio acuoso después de estar varios meses en total sequedad. Darwin abuelo, en el mismo texto, también habla de la capacidad de una pasta, formada por un mezcla de harina y agua, para revitalizar a las partículas muertas de organismos vivos en condiciones idóneas de humedad y temperatura. Es evidente que la escritora se basó en las concepciones de Darwin sobre la generación espontánea, de la cual era un ferviente seguidor, para escribir el moderno Prometeo. Su desconocimiento sobre la pasta hizo el resto.

Jovencito Frankenstein Jovencito Frankenstein

Jovencito Frankenstein Jovencito Frankenstein

SI TE HA GUSTADO, PUEDES AYUDAR A DIFUNDIR ESTA ENTRADA A TRAVÉS DE:

Menéame Divúlgame Bloguers

BIBLIOGRAFÍA

Romantic Natural History. Dickinson College.


Nota del autor: esta entrada participa en la LXIV edición del Carnaval de Química, Edición Gadolinio, alojada en el blog Ciencia Química en el siglo XXI de Justo Giner.

Gadolinio


 

Anuncios

3 thoughts on “LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s