LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (IV)

Ciencia Jovencito Frankenstein 4

LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (IV)


Entregas anteriores:

  1. LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (I)
  2. LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (II)
  3. LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (III)

Eduard Cremades Martí

Sin duda una de las mayores controversias dentro del mundo de la investigación es cómo se establece el prestigio de una revista. Todo el mundo, o casi, conoce las revistas Nature y Science y sabe de su importancia y repercusión, pues no hay día o semana que no aparezcan en los medios de comunicación más populares. Estas dos publicaciones se han ido especializando a través de sus revistas hijas: Nature Chemistry, Nature Medicine, Nature Astronomy, Science Advances, Science Robotics, Science Immunology, etc. Pero, ¿qué debe leer un buen cirujano para no quedarse obsoleto? Una buena medida, aunque no la única, para establecer el impacto de una revista científica, o de un científico en particular, es el Índice h-5. Según este índice, en el año 2016, las diez revistas más prestigiosas en el mundo de la medicina son las siguientes:

  1. The New England Journal of Medicine.
  2. The Lancet.
  3. Cell.
  4. Proceedings of the National Academy of Sciences.
  5. Journal of Clinical Oncology.
  6. JAMA.
  7. Nature Genetics.
  8. Circulation.
  9. Journal of the American College of Cardiology.
  10. Plos One.

En segunda posición podemos ver la revista The Lancet, de la editorial de los Países Bajos Elsevier, considerada como la mayor editorial de medicina y literatura científica del mundo, con un índice h-5 de 259 (sólo superada por The New England Journal of Medicine, con un índice de 342). Durante 5 años consecutivos se han citado 259 artículos de la revista The Lancet un mínimo de 259 veces cada uno. No es extraño que el mismísimo Dr. Fronkonstin lea sus artículos durante el viaje, en el primer tren intercontinental, de Nueva York a Transilvania.

La revista, el nombre de la cual proviene del instrumento médico lanceta, utilizado para conseguir sangre preferentemente de las yemas de los dedos, cuenta con hasta 12 publicaciones filiales especializadas en diabetes y endocrinología, gastroenterología y hepatología, salud global, hematología, VIH, enfermedades infecciosas, neurología, oncología, psiquiatría, salud pública, medicina respiratoria y biomedicina.

Sin embargo, The Lancet se vio envuelta en el año 1998 en una de las controversias que más daño ha hecho a la medicina y que ha sido usada como punta de lanza por las asociaciones antivacunas. El artículo en cuestión establecía una clara correlación entre la vacuna triple vírica y el autismo. No fue hasta 2010, después de que diez de los trece coautores del artículo se retractaran y se encontraran conflictos de interés con el autor principal, cuando la publicación fue totalmente retirada. Aún así los antivacunas insisten en la relación vacunas-autismo…¡Pues no! No hay ninguna causalidad, ni aunque lo afirme el reputadísimo Dr. Cárdenas.

Por último os dejo un pequeño reto: ¿alguien sabe de qué año y volumen es la revista que está leyendo el Doctor Fronkonstin?

SI TE HA GUSTADO, PUEDES AYUDAR A DIFUNDIR ESTA ENTRADA A TRAVÉS DE:

Menéame Divúlgame Bloguers

BIBLIOGRAFÍA

Top Publications – Health & Medical Sciences. Google Scholar.

Daniel Hart Baker. Google h5 vs Thomson Impact Factor. Daniel’s Visionarium.

Anuncios

One thought on “LA CIENCIA DETRÁS DEL JOVENCITO FRANKENSTEIN (IV)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s