ARGIRIA: GENTE AZUL

Argiria

ARGIRIA: GENTE AZUL

Eduard Cremades Martí

Sin duda no es habitual ver a personas con una coloración azul en su cuerpo, siendo la argiria uno de esos extraños trastornos que tanto nos llaman la atención. ¿A qué se debe que la piel de alguien se torne azulada? ¿Qué química hay detrás? A continuación pasamos a responder estas preguntas y a contaros algunos casos reales de argiria.

Uno de los principales miedos de los seres humanos es la inevitable visita de la dama de la guadaña. La muerte significa para algunos el fin de todo, para otros, ser juzgados por nuestros actos terrenales e incluso el inicio de una nueva vida. Sea como sea, es indudable que la visita de la Parca inquieta hasta las mentes más brillantes y lógicas.

No es de extrañar que hayamos desarrollado mecanismos de defensa hábiles para intentar huir de tal desconcertante fin: la síntesis de hormonas, como la adrenalina, que nos prepara para afrontar situaciones de estrés; el miedo hacia seres vivos portadores de enfermedades como las ratas o las arañas y la búsqueda, a veces irracional, de la total ausencia de microorganismos, conocida como asepsia.

Microscopio de Leeuwenhoek
Microscopio de Leeuwenhoek.

Los microorganismos fueron observados en el siglo XVII por Antonie van Leeuwenhoek, quien inventó un rudimentario microscopio. Van Leeuwenhoek quedó fascinado al observar el agua de un lago a través de su instrumento dotado de una sola lente. Por primera vez alguien había podido ver el mundo microscópico lleno de bacterias y microbios. No fue hasta finales del siglo XIX cuando Robert Koch demostró que los microorganismos eran causantes de enfermedades, siendo galardonado con el Premio Nobel de Medicina por los postulados bautizados en su honor.

Desde el descubrimiento de la teoría germinal de las enfermedades infecciosas, la humanidad, sobretodo si se habla del primer mundo y especialmente de las últimas décadas, ha entrado en una vorágine para alcanzar la limpieza extrema. En el esencial documental El mal del cerebro, dirigido por Antonio Martínez Ron, aparece uno de los muchos casos de trastornos obsesivo compulsivos hacia la búsqueda insistente de la asepsia. Una madre en proceso de recuperación, relata cómo limpiaba con alcohol el cuerpo de su hija varias veces al día hasta llegar a irritarle la piel.

Los microorganismos conviven con nosotros, sólo en nuestro tracto digestivo acumulamos hasta 100 billones. Algunos son imprescindibles para la vida y otros causantes de terribles enfermedades.

Uno de los casos más sonados en la búsqueda de la ausencia total de microorganismos es el del político liberal Stan Jones. Jones estaba realmente preocupado por que el llamado efecto 2000 crease un déficit en el suministro de antibióticos, así que decidió solucionar el problema a lo bestia. En su casa preparó soluciones coloidales de plata sumergiendo electrodos de este metal noble en agua y aplicando una diferencia de potencial de 9 voltios.

Stan Jones
Stan Jones.

Jones sabía que la plata es un potencial agente antimicrobiano: se usa en cremas en forma de sulfadiazina argéntica para evitar las infecciones en casos de quemaduras, en el tratamiento de la inflamación de los ojos en recién nacidos, en la quema de verrugas en forma de nitrato de plata, en el recubrimiento de tubos endotraqueales para reducir los posibles casos de neumonía y antiguamente para tratar la sífilis. Además, algunos tejidos como calcetines, plantillas y ropa de deporte en general, así como electrodomésticos (frigoríficos, lavadoras, aires acondicionados…) contienen también nanopartículas de plata, las cuales, en presencia de oxígeno y humedad se oxidan a iones de plata (I), interfiriendo en el metabolismo bacteriano. En el caso de las prendas de vestir, las bacterias actúan sobre las grasas del sudor produciendo indeseadas moléculas odoríferas de ácido butírico, propiónico e isovalérico.

La genial idea de Jones, a la altura de los vaticinios del fin de siglo, le ha llevado a desarrollar argiria, una enfermedad que provoca una coloración azul-gris de la piel, sobretodo en aquellas zonas expuestas a la luz. El mismo nombre de la enfermedad proviene del griego argyros que significa plata, de símbolo Ag.


LA QUÍMICA DE LA ARGIRIA

Las nanopartículas de plata que están dentro del cuerpo se ven expuestas a procesos redox: la plata metálica se oxida en el estómago a plata (I), formando complejos orgánicos los cuales viajan por el sistema circulatorio hasta las capas más superficiales de la piel donde, en presencia de luz solar, se reducen a plata (0) dando la coloración característica de la enfermedad. Este proceso es similar al que sucede en las gafas que usan lentes fotocromáticas, que se oscurecen en contacto con la radiación solar al reducirse la plata a metal. En este caso el proceso es reversible y las lentes vuelven a ser transparentes una vez la radiación cesa.


Sin duda estamos delante de un caso de ciencia extrema donde un mal uso de la química puede llevar a acarrear serios problemas de salud. Aprovechando la última campaña de FarmaCiencia: Homeopatía Gratis: lo cura todo y está fresquita, lanzada el 10 de abril de 2017, Día Internacional de la Homeopatía, queremos denunciar la venta y preparación de plata coloidal como tratamiento antibacteriano. En los Estados Unidos la FDA (Food and Drug Administration) no la considera segura desde 1997.

Homeopatía gratis

El caso del Sr. Jones, lamentablemente, no es único. Paul Karason, conocido popularmente como Papá Pitufo, acabó corriendo la misma suerte que el político americano al tratarse de una grave afección de dermatitis con plata coloidal casera. Resulta curioso que una persona con un historial de uso masivo de un agente antimicrobiano sufriera de neumonía en sus últimos días de vida. Otro caso mundialmente conocido es el de Rosemary Jacobs, quien de pequeña tomó, por prescripción médica, gotas nasales para tratar sus constantes problemas de resfriado. Actualmente Rosemary es una activa luchadora en contra de las medicinas homeopáticas. Podéis leer su historia y lucha en su libro autobiográfico Argyria: The life and adventures of a silver woman on planet earth. También se pueden encontrar en la literatura médica casos menos conocidos donde la ingestión de plata se ha realizado a través de su sal de nitrato para tratar úlceras orales, gingivitis o lesiones en el labio.

Paul Karason
Paul Karason.

No solamente pueden sufrir argiria esas personas que tomen plata coloidal en busca de propiedades antibacterianas. Como se ha comentado más arriba, la plata está alrededor nuestro en diversos objetos, así que se puede producir una intoxicación involuntaria al estar en contacto con ellos, aunque hoy en día es muy difícil ya que el uso de este metal está muy controlado. La mayoría de casos documentados de argiria accidental son de profesionales que suelen estar en contacto con plata: plateros, orfebres, fotógrafos…, profesiones ya muy en desuso. En estos casos la argiria se detecta con la aparición de manchas azules perfectamente localizadas. En estos últimos años se han dado casos tras el uso de pendientes o piercings, amalgamas dentales, sales de plata de aplicación tópica o agujas de acupuntura.

No parece que el uso de plata coloidal sea un buen remedio para mantener los microorganismos a raya. Además, actualmente hay diversos estudios que demuestran que la excesiva limpieza, asepsia, es la causante del aumento exponencial de enfermedades autoinmunes. En aquellas sociedades donde aún se mantiene el contacto directo con los animales de granja, por ejemplo los Amish, los casos de alergias o asma son considerablemente menores que en otras comunidades.

En conclusión, no sufráis por los microorganismos, poneos los vacunas cuando os toque, haced caso al médico y no abuséis de los antibióticos, comed sano y no os dejéis engañar por la homeopatía. No uséis nunca plata coloidal, ¡Preparaos un buen picnic y al campo! No seáis como Jones.

SI TE HA GUSTADO, PUEDES AYUDAR A DIFUNDIR ESTA ENTRADA A TRAVÉS DE:

Menéame Divúlgame Bloguers

BIBLIOGRAFÍA

Antoni van Leeuwenhoek. El primer microbiólogo. El País. 24/10/2016.

F. Guarner, J.R. Malagelada. La flora bacteriana del tracto digestivo. Gastroenterol. Hepatol. 2003.

Khaydarov et al. Electrochemical method for the synthesis of silver nanoparticles. J. Nanopart. 2009.

Joe Schwarcz. Monos, mitos y moléculas. Ediciones de Pasado y Presente. 2015.

Hurt et al. Chemical Transformations of Nanosilver in Biological Environments. ACS Nano. 2012.

Ángela Bernardo. Lo cura todo y está fresquita: ¿por qué se pide homeopatía gratis en Twitter? Hipertextual. 10/04/2016.

Eun Kyung Kim. Real life “Blue Man” dies after heart attack, stroke. Today. 24/09/2013.

Fariña et al. Generalized argyria secondary to topical administration of silver nitrate. Actas Dermosifiliogr. 1998.

García-Landaria et al. Localized Cutaneous Argyria: A Report of 2 Cases. Actas. 2013.

Bach et al. The ‘hygiene hypothesis’ for autoimmune and allergic diseases: an update. Clin. Exp. Immunol. 2010.

Moises Velasquez-Manoff. Health Secrets of the Amish. The New York Times. 03/08/2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s